Gavin Rain

Gavin_Rain_foto_perfil
GAVIN RAIN
1971, Ciudad del Cabo, Sudáfrica

De cerca, las pinturas de Gavin Rain consisten en pequeños círculos concéntricos pintados en colores diferentes con pintura acrílica. A una distancia, el ojo percibe estos colores como si fueran uno. Cuanto más te alejas, más nítido se aprecia el retrato.
El artista empieza sus pinturas esbozando el retrato que quiere pintar. Para decidir el lugar de los círculos en la tela, utiliza una cuadrícula, hecha de cuerdas, o una proyección. La fabricación de una cuadrícula requiere unas diez horas, no obstante, se trata de una técnica más precisa que la proyección, así que Rain utiliza aún ambas técnicas. A continuación, elige los colores de los círculos. Empieza decidiendo el color final de cada círculo y así trabaja hacia atrás. Tiene una lista de 14.000 círculos y de esta lista elige la combinación que crea el color requerido para cada círculo.
Otra parte importante de la técnica es el tamaño de cada círculo. La tela blanca forma el fondo del cuadro y esto implica que cuanto más pequeño es el círculo, más blanco es el fondo que le rodea. De esta manera, cuanto más grande el círculo, más oscura se hace una zona y cuanto más pequeño, más clara será la zona. Y es así como la imagen se crea, junto al color final de cada círculo. Sin embargo, los colores de los círculos separados también se fusionan en un nuevo color. Entonces no es sólo cada círculo que crea un color, sino también la combinación de círculos.
El objetivo de Gavin Rain es ampliar el horizonte visual y cognitivo de la gente enseñándole lo fantástico y lo imposible. Combinando sus orígenes, sus estudios, sus capacidades y su talento personal, Rain inventó un arte tanto único como participativo, así que todos los espectadores pueden percibir la convergencia de dos estilos pictóricos opuestos: lo abstracto de la multitud de círculos concéntricos colorados que desembocan en círculos en relieve, densos e imperfectos, y el aspecto figurativo de la imagen definida por la suma de estos mismos círculos cuando el espectador toma algo de distancia. Es justamente en este retroceso donde encontramos la intención del mensaje del artista: para adquirir mayor conciencia de algo que se esconde frente a nuestros ojos, o de algo oculto en plena vista, hay que tomar distancia. Su arte es una clara invitación para retroceder, para crear distancia en la vida, porque como la psicología Gestalt sostiene, el todo es mayor que la suma de sus partes. Tenemos que tener una visión global, ver el conjunto, sin preocuparnos de eventos aislados o puntos de vista individuales.
 

© 2019 by Villa del Arte Galleries

Contemporary Art Gallery in Barcelona | Amsterdam