Christiaan Lieverse

Christiaan_Lieverse_foto_perfil
CHRISTIAAN LIEVERSE
1971, Utrecht, Países Bajos

La especie humana y la psique siempre han sido temas presentes en el trabajo figurativo de Christiaan Lieverse. Sus pinturas buscan cautivar a los espectadores y plantear preguntas, permitiendo al mismo tiempo interpretaciones individuales. Esencialmente, se trata de retratos psicológicos. Muchos de los lienzos asignan al público el papel de observador casi voyerista. Sin embargo, estas obras también pueden percibirse como de confrontación, dando a los espectadores un rol activo, creando un diálogo silencioso entre ellos y la figura pintada. Presentando sólo un fondo difuso u omitiéndolo por completo, los márgenes del lienzo no marcan los límites del relato.
Lieverse trabaja con una variedad de modelos que fotografía en su estudio, pero sus ideas también provienen de periódicos, revistas, viajes y lo que encuentra en la calle. Mediante la recopilación de imágenes acumuladas, el artista desarrolla ideas para nuevos trabajos. "Los seres humanos son a menudo mi materia temática, generalmente sólo la cara. Pinto retratos muy grandes, pero no se trata de recrear una imagen, sino de transmitir un sentimiento. Intento apelar a la empatía de los espectadores e invitarles a buscar la historia o el motivo que hay tras la imagen. Para conseguirlo dejo la emoción poco clara, trazando contradicciones: orgullo y consternación, sufrimiento y victoria, frialdad y empatía."
Originariamente, Lieverse es un pintor, pero no se limita a sí mismo al pincel y al óleo. Constantemente está en busca de nuevas técnicas para aplicar a sus proyectos, investigando la forma de trabajar en un tema o una idea para lograr un mayor efecto. Esta búsqueda constante lo ha llevado a desarrollar un conjunto de obras completamente nuevo: Hybrids. Esta serie de rostros, en contraste con los retratos psicológicos, está creada digitalmente mediante fotografías de diferentes modelos, generadas por simetría especular y usando Phi para representar la “proporción divina”. La imagen resultante se reproduce sobre piel de vaca y luego se pinta. Lieverse describe la mujer híbrida como "hirsuta, cubierta totalmente de pelo, pero no sin atractivo. Realmente es perfecta y, aunque lo intento, no siento nada por ella. No puedo interpretarla, no me acerco demasiado, aunque lo quisiera. Ella parece familiar y, sin embargo, al mismo tiempo se percibe desconocida... ¿Perfecta? ¿O perfectamente animal?"
 

© 2019 by Villa del Arte Galleries

Contemporary Art Gallery in Barcelona | Amsterdam